Como funciona una termorresistencia

Las termorresistencias son un tipo especial de termómetros. En ese sentido, se explica cómo funcionan las termorresistencias, qué son, sus características, aplicaciones y más.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Qué es una termorresistencia?

Una termorresistencia o RTD, es una clase de termómetro especial. Los termómetros como todos conocemos son instrumentos que sirven para medir la temperatura de determinadas cosas. Ahora bien, la termorresistencia se concentra en trabajar de acuerdo con el principio que en la medida en que la temperatura varíe, la resistencia se modifica, y esa magnitud de la modificación se relaciona con la variación de la temperatura.

Como funciona una termoresistencia

¿Para qué sirve una termorresistencia?

Los termómetros son de gran utilidad en el control de procesos, ya que muchos fluidos deben tener una determinada temperatura para que el proceso resulte con la mejor calidad posible, por ende, según sea el caso, se va a recurrir al termómetro más conveniente. Entre los tipos de termómetros encontramos las termorresistencias, las cuales se emplean como termómetros de resistencia para el control de procesos.

¿Cómo funciona una termorresistencia?

La medida de temperatura utilizando sondas de resistencia depende de las características de resistencia en función de la temperatura que son propias del elemento de detección. El elemento consiste usualmente en un arrollamiento de hilo muy fino del conductor adecuado bobinado entre capas de material aislante y protegido con un revestimiento de vidrio o de cerámica.

El material que forma el conductor se caracteriza por el llamado “coeficiente de temperatura de resistencia” que expresa, a una temperatura especificada, la variación de la resistencia en ohmios del conductor por cada grado que cambia su temperatura. El detector de temperatura de resistencia (RTD) se basa en el principio según el cual la resistencia de todos los metales depende de la temperatura.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Ahora bien, hay que resaltar sobre el funcionamiento de una termorresistencia que se da con base en la variación del valor de la resistencia eléctrica del conductor metálico en función de la temperatura. De manera aproximada, aunque no alejada de la realidad, la variación de la resistencia eléctrica de un metal por la temperatura se puede presentar en la expresión:

R(t) = R0 (1 + at)

Aclarando que:

  • R(t): Resistencia eléctrica a la temperatura “t”
  • R0: Resistencia eléctrica a la temperatura de 0 Cº
  • a: Coeficiente de variación de la resistencia eléctrica en función de la temperatura medida en ºC.
  • t: Temperatura medida en ºC.

Medición con una termorresistencia

El método que se emplea para la medición de la temperatura no es directo, pues se va a medir una resistencia a través del puente de Wheastone. Después se procede a leer el valor de la temperatura que corresponde con la tabla del comportamiento de la resistencia que se ha mencionado. El proceso, en la actualidad se lo ha automatizado al incorporar los sistemas de control avanzados y la electrónica digital.

Tipos de termorresistencia

Son tres los tipos que existen, según sea su construcción y cableado:

  • De dos hilos – Se conocen también como bifilar. Es necesario que se estime la longitud del conductor del puente a la resistencia en un punto de toma del proceso, para que así se calcule el valor de la resistencia.
  • De tres hilos – Otro nombre para ellas es trifilar. En este caso si se ajusta el puente, y debido a la longitud en uno de los lados del conductor, se hace igual, así que se puede ajustar el valor de la resistencia para el equilibrio, y será directamente el valor de la resistencia x.
  • De cuatro hilos – Se destaca de ellas que son la vía más efectiva para la eliminación de los efectos de los hilos conductores con este tipo de versión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *