Como funciona una brújula

Una brújula es un instrumento de orientación que usa una aguja imantada para indicar el norte magnético. Explicamos qué es una brújula, para qué sirve, cómo funciona y más.

¿Qué es una brújula?

La brújula es un instrumento que se usa para orientarnos. Su funcionamiento se basa en la propiedad de su aguja magnetizada para señalar cuál es el norte magnético del planeta. Con la aguja mencionada se va a conocer el polo norte y polo sur terrestre.

Como funciona una brújula

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Para qué sirve una brújula

Es un instrumento de orientación con el que se nos indica el norte magnético del planeta. Es importante mencionar que el norte magnético varía ligeramente según la zona en que se encuentre el usuario en el planeta y también es distinto al norte geográfico.

¿Cómo funciona una brújula?

El funcionamiento de la brújula se basa en el magnetismo. El magnetismo no tiene una explicación, lo más fácil es suponer que es una perturbación en el aire, que afecta a determinados materiales, generándoles distintos tipos de fuerzas. Tiene dos polos, positivo y negativo. Se demostró que los polos opuestos se atraen. También debemos saber que la tierra es un gran productor de flujo magnético. Este flujo va desde el sur hacia el norte. El norte tiene polo positivo mientras que el sur negativo.

En el planeta hay tres tipos de nortes: magnético, geográfico y el norte del mapa. La brújula es un instrumento con el que podemos medir ángulos al tomar como referencia el norte magnético que la aguja imantada indica. Tal y como se mencionó en el planeta hay un gran campo magnético, que, pese a ser inmenso no es muy fuerte, razón por la cual las agujas son tan sensibles al movimiento. La aguja presenta dos partes; una policromada en rojo y otra en blanco o negro.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Respecto a la parte roja es la que apunta al norte magnético, que va a presentar ciertas diferencias según sea la zona de la Tierra en que se indique y también distinto al norte geográfico que es el lugar donde se ubica el Polo Norte.

Como consecuencia del campo magnético de la Tierra, que es débil, la brújula no va a poder más que detectar campos magnéticos que son leves, los cuales son creados por objetos pequeños. Lo anterior explica el motivo por el que la brújula se emplea para la detección de campos magnéticos pequeños que son producidos por un alambre que lleva corriente.

Tipos de brújula

Aunque es un instrumento común, hay ciertas variaciones que permiten plantear una clasificación.

Brújula cartográfica – Cuenta con una base transparente, además de otros complementos como una regla en pulgadas o escalímetros. Sirve para orientarse con mucha exactitud, por eso también se usa con mapas topográficos.

Brújula de dedo – Parece simple pero no lo es. Tiene muchos usos y potencia. Se utiliza más que nada para concursos de orientación porque las manos pueden estar libres.

Brújula lensática o de marcha – Su construcción es más compleja e incorpora más componentes, motivo por el que se asemeja a una militar.

Brújula digital – Funciona de modo electrónico. Aunque es moderna presenta desventajas porque depende de la cantidad de batería.

Brújula especial – Se incluyen en esta categoría las que se emplean para usos específicos como: militar, náutico, geológico, forestal, entre otros.

Partes de una brújula

Partes de la brújula

  • La base – Es la parte con la que se sostiene la estructura interna del instrumento. Casi siempre es de plástico para que no existan interferencias con la capacidad magnética del aparato.
  • El anillo – Se trata de una cinta circular de 360° con la que se obtiene una medición exacta. Por lo general se sitúa en paralelo con la base para que pueda girar sin inconvenientes, además de referenciar distancias. Entre más es la división del anillo, más específica es la medida.
  • Aguja magnética – Es la que posibilita que el imán pueda realizar su trabajo de orientación. Es una aguja imantada. El proceso por el que tiene sus capacidades magnéticas puede ser natural si está en contacto con imágenes naturales o artificial si se imanta artificialmente.
  • Aceite – También puede ser un líquido acuoso con el que se permite que la aguja se mueva sin golpearse contra las demás partes.
  • Flecha orientadora – Se sitúa por debajo de la aguja magnética. Casi siempre se resalta con un dibujo semejante al de una flecha.
  • Punto de lectura – Se emplea para hacer anotaciones o tomar datos en torno a un punto de referencia.
  • Flecha de dirección de viaje – Es distinta a la orientadora. Empieza con una línea que después atraviesa la base de la brújula. Termina con una flecha simple.

Características de la brújula

  • Una brújula no va a funcionar ni en el Polo Norte ni en el Sur.
  • Todo objeto metálico que se mantenga cerca de la brújula va a alterar su funcionamiento.
  • Los aparatos eléctricos alteran el modo en que funciona la brújula.
  • La compone una aguja imantada.
  • Incorpora un transportador con el que se indican los grados y si la persona se encuentra en el Norte, Sur, Este u Oeste.

Historia de la brújula

La brújula se creó en China en el siglo IX aproximadamente, esto con el objetivo de determinar cuál era la dirección a la que se dirigían los hombres en pleno mar abierto. En un primer momento era una aguja imantada que flotaba en una vasija que se llenaba con agua. Tiempo después se aplicaron cambios para que su tamaño se redujera y el uso fuese más sencillo, por tanto, se cambio la vasija de agua por un eje rotatorio, además de agregar una rosa de los vientos para que actuara como una guía para el cálculo de direcciones.

En la actualidad la brújula ha incorporado varias mejoras pequeñas, las cuales no han modificado su funcionamiento, pero que facilitan las mediciones por realizar. Algunas de sus mejoras son la inclusión de sistemas de iluminación y sistemas ópticos para medir referencias.

¿Cómo se usa una brújula?

La brújula se debe sostener de modo firme y plano. Se puede utilizar sobre un mapa o una superficie que sea lisa para que la lectura sea más precisa. Si usted se quiere orientar para conocer la dirección a la que se dirige, verifique la aguja magnética que tendría que estar girando de un lado al otro. Sólo si usted está mirando hacia el norte no ocurrirá ningún movimiento.

Después de lo anterior tendrá que girar el limbo de la brújula hasta que se alineen las líneas norte y sur con la flecha magnética, y en dirección norte. Acto seguido va a encontrar hacia dónde se dirige si revisa la flecha de dirección.

En caso que la flecha esté entre este y norte, se está dirigiendo al nordeste. Acto seguido sólo hay que buscar la dirección en donde la flecha de dirección se esté cruzando con los grados que el limbo maque. Si la flecha está en la intersección con el número 17, usted estaría mirando 17 grados al nordeste.

Diferencia entre norte magnético y norte verdadero

Son dos los tipos de norte aunque parezca extraño.  El norte magnético es el que se refiere a una inclinación en el campo magnético y se ubica aproximadamente a 11 grados de la inclinación del eje de la Tierra. Se estima que la diferencia con el norte verdadero puede llegar hasta los 20 grados en ciertas zonas. Esto es importante para lograr una lectura más exacta con la brújula.

El norte verdadero es el punto en el que las líneas longitudinales se juntan en el Polo Norte. Cada mapa en el mundo tiene una misma disposición, por ende, el Polo Norte se ubica en la parte superior. Igualmente, en la Tierra se dan distintas variaciones en el campo magnético, por ende, la brújula no va a apuntar al norte verdadero, sino al norte magnético.

¿Por qué se llama brújula?

Al llegar la brújula a Europa durante el renacimiento, en el siglo XIV, los europeos creyeron que funcionaba como brujería, motivo por el que se denominó brújula, que es un diminutivo más para la palabra bruja.

Hasta mediados del siglo XIX muchas personas en Europa aún creían que la aguja apuntaba hacia al Norte porque en el Polo Norte del planeta existía una montaña de hierro o magnética gigantesca, esto en una isla imaginaria que se conocía como Rupes Nigra, siendo esta la explicación del porqué la brújula funcionaba como lo hace.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *