Como funciona un sensor de oxigeno

Un sensor de oxígeno busca medir la cantidad de oxígeno residual presente en los gases de escape del auto. Explicamos qué es el sensor de oxígeno, para qué sirve, cómo funciona y más.

¿Qué es un sensor de oxígeno?

Un sensor de oxígeno o sonda lambda, es un dispositivo con el que se va a medir la cantidad residual de oxígeno que está presente en los gases de escape en el automóvil. Lo anterior se hace porque en caso de existir mucho oxígeno es un indicador que en la mezcla que se quema hay un exceso de aire pobre, mientras que si es poco el oxígeno, la mezcla es rica.

Como funciona un sensor de oxigeno

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Para qué sirve un sensor de oxígeno?

Al sensor de oxígeno en el auto busca medir la presencia de oxígeno en los gases de escape. Hay que tener en mente que un motor de gasolina requiere de una mezcla estequiométrica, por ende, por cada gramo de gasolina quemado, se lo tiene que acompañar con 14,7 gramos de aire. Si ese balance no se cumple, el funcionamiento del motor se va a resentir.

¿Cómo funciona un sensor de oxígeno?

El sensor de oxígeno busca informar sobre la cantidad de oxígeno en los gases que son expulsados por el motor al funcionar. Su objetivo es que se logre un consumo eficiente para que la liberación de gases nocivos sea la menor posible. Por supuesto lo anterior se hace en aras de contaminar lo menos posible el ambiente.

En principio hay que pensar en la combustión como tal. Para que el combustible se pueda quemar al interior del motor se requiere de una chispa que es originada en las bujías gracias al voltaje de la bobina. Será entonces en la cámara de cada cilindro por donde ingresará el aire por la válvula de admisión, en caso que haya aire, hay presencia de oxígeno.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

En las anteriores condiciones se habrá creado una atmósfera para una explosión controlada, con una inyección de aire-oxígeno y chispa. En cuanto se activa la mezcla mencionada se va a generar la combustión, que al tiempo creará gases que se van a ir expulsando por las válvulas de escape. Los gases residuales pasarán al múltiple de salida y el sensor de oxígeno los detectará mientras avanzan por su camino al tubo de escape.

Hay que tener en cuenta que los gases van a provocar una reacción química por entrar en contacto con el sensor de oxígeno. La anterior reacción generará un voltaje que viajará hasta la central del vehículo indicando si la mezcla carburante presenta una calidad adecuada o no. Desde este momento el sistema se va a encargar que todo se mantenga en los rangos pertinentes. Si es necesario se hará inyección de combustible o se permitirá la entrada de aire.

Tipos de sensor de oxígeno

Para su clasificación se tiene en cuenta el proceso con el que se inicia su función:

  • Sensor de oxígeno sin calefacción – Son la versión más antigua. Su tiempo estimado es de varios minutos y esto se explica porque al no disponer de calefacción, es necesario esperar a que los gases del escape calienten el sensor.
  • Sensor de oxígeno con calefacción – Tienen entre 3 a 4 cables y por uno de ellos el sensor va a poder recibir una excitación eléctrica con la cual se acciona en cuestión de segundos una vez el motor se enciente.

También los sensores de oxígeno se pueden clasifican por el cableado o los pines de conexión. En ciertos casos van a disponer de 2, 3 o 4 pines, lo que también repercute en el ramal de salida.

¿Cómo saber cuál es el sensor de oxígeno en un automóvil?

Para conocer la ubicación del sensor de oxígeno se tiene que verifica el tubo de escape, en particular la parte de la salida del motor, justo después del múltiple escape se podrá ver. En ciertos casos, más que nada en los vehículos modernos, se suelen integrar dos unidades de sensor de oxígeno. Uno va a estar en la salida del múltiple de escape y otro va donde estaría el catalizador.

Fallos o daños del sensor de oxígeno

El problema más común del sensor de oxígeno está relacionado con la mezcla carburante. Un ejemplo de ello ocurre cuando la mezcla presenta poco aire u oxígeno. En ese sentido se da un exceso de combustible que no se quema con la ignición. Esta es una condición denominada mezcla rica, la cual es nociva porque hay más gases contaminantes.

Por otro lado, si la inyección de combustible es menor y hay más aire, la mezcla se define como pobre. Esto afecta el rendimiento del motor considerablemente.

Otras de las fallas del sensor de oxígeno se asocian con: altas temperaturas, cableado recalentado, conexión sulfatada, arnés cristalizado y quebradizo.

¿Cómo hacer mantenimiento al sensor de oxígeno?

La limpieza del sensor es muy sencilla y no se requiere de un mecánico. Se necesita de un poco de thinner o limpia carburador.

  • Espera a que se enfríe el motor y el escape.
  • Desconecte el arnés con mucho cuidado.
  • Proceda a retirar el sensor.
  • Aplique el solvente de modo que se pueda escurrir y retirar la suciedad.
  • Espere a que sea la temperatura ambiente la que lo seque. Reinstale.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *