Como funciona un satélite artificial

Un satélite es un objeto que orbita; un satélite artificial es un satélite inventado por el hombre, que según sea su tipo, cumple con una función o se diferencia por ciertas características.

¿Qué es un satélite artificial?

Un satélite artificial es un invento que se envía en una lanzadera espacial, buscando con ello que mantenga una órbita en torno a cuerpos en el espacio. De este modo, un satélite artificial orbita alrededor de satélites naturales como planetas, asteroides, entre otros. Al dar por terminada su vida útil pueden continuar orbitando como basura espacial o en su defecto desintegrarse en caso de reingresar a la atmósfera.

Como funciona un satélite artificial

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Para qué sirve un satélite artificial?

Los satélites artificiales tienen la función de recibir y enviar señales a distintos lugares del mundo sin necesidad de utilizar cables y a una velocidad sorprendente. Por otro lado, los satélites artificiales se pensaron como un instrumento para tener un punto de vista mejor sobre el planeta desde el espacio exterior.

De acuerdo con el proyecto y plan que se piense para ellos, pueden ser empleados con fines científicos, observaciones meteorológicas, espionaje, militares, telecomunicaciones, entre otros.

¿Cómo funciona un satélite artificial?

Ya se ha definido que los satélites artificiales se fabrican en la Tierra y se envían a determinadas zonas del espacio para que orbiten y cumplan con una función determinada para la cual han sido desarrollados. Esto lo pueden hacer alrededor de un planeta, estrella, asteroide, etc.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Si se piensa en un satélite artificial que orbita en la órbita geoestacionaria, es decir, a una altitud de 36.000 kms, va a tardar unas 24 horas aproximadamente para dar una vuelta sobre su propio eje, por esa razón es que permanece más o menos en una misma parte del planeta. A su vista se va a encontrar un tercio de la Tierra y cuenta con la capacidad para comunicarse con estaciones terrenas, las cuales reciben sus señales o las envían vía microondas.

Desde una estación en la Tierra que va a estar bajo la cobertura del satélite, se va a enviar una señal microondas, que se denomina enlace ascendente. En el momento en que se recibe, el transpondedor o aparato emisor-receptor de ese satélite artificial, lo que hace es una retransmisión a una frecuencia más baja para que otra estación lo pueda capturar, siendo en este caso un enlace descendente.

El camino que la comunicación descrita recorre, si se lo equipara con la longitud que un cable ocuparía, sería de unos 70 mil kms., lo que equivale a alrededor del doble de la circunferencia de la Tierra, pero sólo le toma un cuarto de segundo para cubrir la distancia mencionada.

¿Cómo se sostienen o mantienen en órbita los satélites artificiales?

Una vez el satélite sale de la atmósfera y se posiciona para orbitar la Tierra se va a encontrar un momento crucial, pues aquí se buscará que logre la posición deseada y esto va a depender de la velocidad, gravedad, espacio e inercia.

Teniendo en cuenta que la gravedad es una fuerza de atracción que una masa ejerce sobre otra, el satélite es en todo momento atraído hacia la tierra. Respecto a la inercia, es una fuerza que mantiene el movimiento recto.

Es entonces gracias a la gravedad que el satélite se va a mantener en órbita, teniendo en cuenta que por el movimiento recto que se da gracias a la inercia lo podría sacar de su curso. Con la gravedad se va a frenar y acomodarse según la curvatura de la Tierra. A su vez, el impulso inicial con el que se envía el satélite artificial es clave para que se logre el equilibrio deseado.

Diferencia entre satélite natural y satélite artificial

Un satélite, a modo general, es un objeto que orbita, es decir, se mueve siguiendo un recorrido o una órbita, alrededor de otro objeto que llamaremos objeto principal. La luna, por ejemplo, es un satélite natural de la Tierra, ya que orbita de forma independiente del hombre. Pero también existen los satélites artificiales que son creados y lanzados a la órbita para que giren alrededor de la Tierra por los humanos.

Tipos de satélites artificiales

Satélites artificiales de Observación – Son todos los que se dedican a la recopilación de datos y a enviarlos a la Tierra para ser usados.

Satélite artificial de observación

Satélites de Comunicación – Aquí se consideran los que se usan para retransmitir señales desde un punto hacia a otro, por ende, facilitan las comunicaciones y la difusión.

Satélite artificial de comunicación

Tipos de satélites artificiales por finalidad

  • Satélites de comunicaciones – Se emplean para la telecomunicación, telefonía, televisión, radio.
  • Satélites meteorológicos – Se usan para observar el medio ambiente, cartografía, meteorología, etc.
  • Satélites de navegación – Usan señales para conocer la posición exacta del receptor en la Tierra como un GPS.
  • Satélites de reconocimiento – Se denominan como satélite espía, son de observación o de comunicaciones.
  • Satélites de energía solar – Son un tipo de propuesta en órbita excéntrica con la que se envía la energía solar recogida hacia antenas en la Tierra.
  • Estaciones espaciales – Son una clase de estructura que se diseña para que los seres humanos puedan vivir en el espacio exterior.

Tipos de órbitas para los satélites artificiales

Si los satélites se encontraran todos a la misma altura, estaríamos en presencia de una catástrofe. Es por eso que hay distintos niveles de órbitas. Estos niveles son:

  • Geo – Es la órbita geoestacionaria. Esto es ya que los satélites giran alrededor de la Tierra a una altura aproximada de 36000 km. Esto hace que tarden 24 hs en dar la vuelta a la Tierra. Son utilizados para dar servicios de voz, datos e Internet a empresas y extender los límites de la comunicación.
  • Meo – Es una órbita mediana. Rota entre 10000 y 20000 km de distancia de la Tierra. Es por eso que tarda entre 10 y 14 hs en dar la vuelta a la Tierra. Es utilizado por empresas para brindar el servicio de GPS.
  • Leo – Giran a una distancia de 700 a 1400 km, tardando un tiempo de 80 a 150 minutos.

Satélites artificiales de la Tierra

Actualmente el planeta es orbitado por más de 5.600 satélites artificiales, todos ellos de distinto tipo. A su vez, se estima que son alrededor de 21.000 fragmentos de satélites que superan los 10 centímetros, unos 500.000 de cerca de un centímetro y más de mil millones de partículas más de menor tamaño.

Sobre los últimos componentes se los clasifica como basura espacial, la cual es un peligro potencial para misiones espaciales futuras o satélites.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *