Metales

Los metales son los elementos químicos que se caracterizan por su buena conducción del calor y la electricidad. Explicamos qué son los metales, sus características, propiedades, tipos y más.

¿Qué son los metales?

De acuerdo con la química, los metales son los elementos que en la tabla periódica se caracterizan por su buena capacidad como conductores eléctricos y de calor, su alta densidad y ser por lo general sólidos a temperatura ambiente, aunque el mercurio es una excepción. En una buena parte de los casos los metales van a reflejar la luz, motivo por el que tienen el brillo tan característico de estos elementos.

Entre los elementos de la tabla periódica, los metales son los más abundantes. Además, son los que más abundan en la corteza terrestre, pues de los 118 que se conocen hasta la fecha sólo 25 no son metálicos. Entre los metales se encuentran en buena medida en estado de mayor o menor pureza en la naturaleza, mientras que en mayor medida hacen parte de minerales en el subsuelo terrestre, de los cuales es necesario que se haga una separación artificial.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Los metales se identifican también por sus enlaces característicos. Los enlaces metálicos son los que forman moléculas entre sí de un mismo elemento metálico. Los enlaces iónicos se caracterizan por el préstamo de electrones. Respecto a las sales que se constituyen con base en los elementos metálicos, van a formar iones electropositivos o cationes en una disolución.

Finalmente, las aleaciones de un metal que se hacen con otro (aunque también es válido con un no metal), van a seguir siendo elementos metálicos, entre los que se destaca el acero y el bronce, esto pese a ser una mezcla, y no una sustancia en sí.

Metales

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Propiedades de los metales

Maleabilidad – Si los metales se someten a compresión, en ciertos casos van a formar láminas delgadas de un material homogéneo.

Ductilidad – Si se someten a una fuerza de tracción, algunos metales van a formar alambres o hilos hechos de un material homogéneo.

Resistencia mecánica – Soportan la tracción, torción, compresión y otra clase de fuerzas sin que esto implique la estructura física del metal ceda o se llegue a deformar.

Tenacidad – Tienen una gran capacidad para resistir fracturas, lo anterior si son sometidos a fuerzas bruscas como caídas, golpes y similares.

Brillo – Es una de las razones por la que se forjan joyas con los metales, además de elementos de ornato en general.

Conducción eléctrica – Son indispensables para transmitir la corriente eléctrica, algo que es más evidente en los sistemas modernos que emplean energía eléctrica.

Electronegatividad – Es baja. Lo mismo ocurre con su baja energía ionizada, razón por la que los metales tienden a ceder de un modo más fácil sus electrones. Entre menos cantidad de electrones se encuentran, más metálicos tienden a ser los elementos.

Características de los metales

Los metales tienden a permanecer sólidos a temperatura ambiente, aunque el mercurio es una excepción a la regla por ser líquido. Así mismo, son elementos que reflejan la luz, razón por la que gozan de su brillo tan característico. Si entran en contacto con el agua tienden a corroerse u oxidarse con relativa facilidad.

Los metales son muy maleables motivo por el que se convierten en láminas. Su densidad es alta y su electronegatividad es baja. Son grandes conductores de calor y de calor. Por sus sales van a formar iones electropositivos en una solución acuosa. Finalmente, los metales presentan magnetismo.

Tipos de metales

Son diversos los tipos que pueden ser los elementos metálicos y a partir de sus características se los agrupa en la tabla periódica, pues hay propiedades que comparten entre sí.

  • Metales alcalinos – Son blandos, brillantes y bastante reactivos ante las condiciones normales de temperatura y presión, motivo por el que no se los va a encontrar en estado de pureza en la naturaleza. Su densidad es baja y son grandes conductores de electricidad y calor. Ocupan el grupo I en la tabla periódica con la excepción del hidrógeno.
  • Metales alcalinotérreos – Se ubican en el grupo II de la tabla periódica. El nombre de estos metales proviene de las propiedades alcalinas que tienen sus óxidos. Por lo general son menos reactivos que los alcalinos, son más duros, brillantes y conducen bien la electricidad y el calor. Su densidad es baja.
  • Metales de transición – Casi todos los metales hacen parte de esta categoría. Se ubican en la parte central de la tabla periódica. En su mayoría son duros, con puntos de fusión y ebullición elevados, y una buena conducción de la electricidad y calor.
  • Lantánidos – Se denominan también lantanoides y se conocen como Tierras raras en la tabla periódica. A su vez, con los actínidos hacen parte de los elementos de transición interna. Se trata de elementos que son bastante similares entre sí. Más allá de su nombre son abundantes en la superficie del planeta. Su comportamiento espectral y magnético es algo muy característico de ellos.
  • Actínidos – En conjunto con las Tierras raras hacen parte de los elementos de transición interna. Se parecen entre sí. Tienen números atómicos altos y en buena medida son radiactivos por sus isótopos. Finalmente, son escasos en la naturaleza.
  • Transactínidos – Se conocen como elementos superpesados. Superan en número atómico al más pesado de todos los actínidos, que es el lawrencio (103). Cada uno de los isótopos de estos elementos tienen una vida media que es corta, todos son radiactivos y se han obtenido mediante la síntesis en laboratorios, razón por la que los nombres que se les asignan corresponden con quienes han sido responsables de su creación.

Ejemplos de metales

  • Alcalinos: litio (Li), sodio (Na), potasio (K), rubidio (Rb), cesio (Cs), francio (Fr).
  • Alcalinotérreos: berilio (Be), magnesio (Mg), calcio (Ca), estroncio (Sr), bario (Ba) y radio (Ra).
  • Metales de transición: escandio (Sc), titanio (Ti), hierro (Fe), níquel (Ni), cobre (Cu), osmio (Os), platino (Pt), cadmio (Cd), plata (Ag), mercurio (Hg), entre muchos otros más.
  • Tierras raras: lantano (La), cerio (Ce), praseodimio (Pr), neodimio (Nd), prometio (Pm), samario (Sm), europio (Eu), gadolinio (Gd), terbio (Tb), Iterbio (Yb).
  • Actínidos: actinio (Ac), uranio (U), plutonio (Pu), americio (Am), nobelio (No), lawrencio (Lr).
  • Transactínidos: rutherfordio (Rf), bohrio (Bh), hassio (Hs), moscovio (Mc), oganesón (Og).

Diferencia entre metales y no metales

Los elementos que no son metálicos son fundamentales para la vida orgánica y hacen parte de los grupos que se denominan halógenos, gases nobles, entre otros grupos más que sirven de método de clasificación en la Tabla Periódica. La diferencia entre metales y no metales se da por:

  • No ser brillantes.
  • No son elementos buenos para la conducción del calor o de la electricidad.
  • Casi siempre son de enlaces covalentes y no dependen de la ionización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *