Maleabilidad

La maleabilidad es una propiedad que se refiere a la deformación de un material sin romperse a través de una compresión. Explicamos qué es la maleabilidad, sus características, ejemplos, usos e importancia.

¿Qué es la maleabilidad?

La maleabilidad es una propiedad que tienen los materiales para sufrir una deformación o descomposición, además de extenderse en láminas finas, sin que el material se llegue a romper. Por lo general, los materiales que son maleables se usan para fines tecnológicos, en particular las soldaduras. Igualmente, son elementos con una susceptibilidad escasa a la corrosión y a la oxidación.

En ciertos casos el concepto de maleabilidad se usa como un sinónimo para flexibilidad, elasticidad, plasticidad, suavidad, entre otros más.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Maleabilidad

Características de la maleabilidad

Propiedad de la materia – Se refiere a la propiedad de un elemento para ser labrado por deformación sin que se rompa.

Materiales maleables – Por lo general se usa el concepto de maleabilidad al trabajar con metal, en donde estos materiales se baten y extiende en láminas o planchas delgadas.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Modificación de la forma – El material no se rompe bajo presión.

Plasticidad – Es una capacidad que tiene el material al verse sometido a un esfuerzo sin que se llegue a deformar, y esa deformación se mantiene al desaparecer el esfuerzo.

Resistencia mecánica – Es una resistencia que se da ante la acción de determinados tipos de esfuerzo como la compresión y tracción.

Susceptibilidad – Los materiales maleables se caracterizan por ser muy resistentes ante la corrosión y la oxidación.

Temperatura – En una buena cantidad de casos la temperatura es clave para ayudar a que los materiales se hagan más maleables, como el caso del oro.

Daños o cambios – La parte clave del concepto, es que el material se deforma, pero no va a sufrir de rompimientos o de daños notorios.

Ejemplos de maleabilidad

Papel aluminio – Se conocen también como envoltorios. Aquí se nota la maleabilidad del aluminio, porque sin la necesidad de ejercer mucha presión, la forma del aluminio se modifica sustancialmente y no se rompe por completo.

Oro – Es un metal sumamente maleable, y por esta condición se lo dispone en láminas muy finas para la bisutería. A su vez, es uno de los metales con más valor en el planeta y su utilización se remonta a tiempos ancestrales.

Maleabilidad del cobre – El cobre es un metal que se deforma con facilidad al estar a temperatura ambiente, sin llegar a agrietarse o romperse. Se puede estirar, martillar, deformar, presionar y demás.

Maleabilidad del estaño – Es un metal maleable a temperatura ambiente. Se puede mezclar con facilidad. Resiste a la intemperie y los ácidos. Se usa para la confección de papel de estaño y otros conservantes de alimentos.

Usos de la maleabilidad

El oro como un material precioso es el más maleable que el hombre conoce, y se usa para la joyería, aplicaciones comerciales o barras de oro para representar valor y respaldar el papel moneda. El caso de la plata es semejante por ser otro metal precio, al igual que el platino.

El aluminio tiene muchos usos cotidianos como el papel aluminio en la cocina.  El hierro es clave por su participación en la producción de aleaciones, como por ejemplo la obtención de acero, y sus usos en el sector de la construcción.

El bronce es una aleación con la que se fabrican armas, joyería, utensilios, monedas, esculturas y más. El latón que no produce chispas por impacto metálico y por ser muy resistente ante la salinidad y oxidación, así que se le dan muchos usos industriales. También el titanio por ser ligero y resistente, siendo usado para placas, láminas o rejas.

Importancia de la maleabilidad

Al ser la maleabilidad una propiedad con la cual los materiales se pueden deformar sin romperse, casi siempre aplicada para la formación de láminas cada vez más finas de algún elemento en particular, la maleabilidad es fundamental en el mundo moderno para la producción no sólo de láminas, sino de hilos y alambres hechos de distintos materiales, siendo este un paso básico para la producción de objetos de uso cotidiano como el papel aluminio y llegar a ser clave hasta para la fabricación de barcos, automóviles o joyería.

Diferencia entre maleabilidad y ductilidad

La maleabilidad se refiere a una propiedad de los materiales sólidos para ser transformados en láminas de poco espesor o para verse deformados por la compresión, sin que se rompan. Respecto a la ductilidad, es una propiedad en donde los materiales se deforman a través de una fuerza, en la cual no se rompen y se obtienen unos hilos o alambres del material.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *