Litio

El litio es un elemento químico cuyo símbolo es Li y su número atómico es 3. Explicamos qué es el litio, sus propiedades, características, usos y más.

¿Qué es el litio?

El litio es un elemento químico metálico, alcalino, diamagnético, aunque es muy reactivo, y que se caracteriza por presentar una oxidación en aire o agua rápida. Cuando el litio se encuentra en su forma pura es un metal de color blanco plateado, muy ligero y blando, sólo que no se lo va a encontrar en su estado libre en la naturaleza.

Por sus características hay semejanzas entre el sodio y el litio, resaltando que hasta cierto punto es un elemento abundante en el planeta, en particular si se busca en salares o rutas volcánicas, en donde se estima que el 85% de las reservas de litio están en territorio chileno, boliviano y argentino. Del mismo modo que ocurre con el hidrógeno y el helio, el litio es uno de los primeros elementos del universo, por tanto, su creación haría parte del big bang.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

El nombre del litio proviene del griego lithios que se refiere a “piedra”, pues en la antigüedad se lo descubrió como parte de grandes peñascos. El modo en que se comprende el litio de forma moderna data de 1817, cuando Johann Arfvedson descubrió este compuesto en Suecia en una mina de petalita. De todos modos, la obtención a través de electrólisis tardó un tiempo más. La comercialización de litio empezó en 1923 con una empresa alemana.

Finalmente, el litio al igual que los demás metales alcalinos destaca por ser muy inflamable y ser potencialmente explosivo cuando se expone al aire y aún más si es agua. Así mismo, es muy corrosivo, y cuando hay grandes cantidades es factible que sea tóxico porque inhibe que se absorba el yodo, un elemento vital para las hormonas tiroideas.

Litio

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Propiedades del litio

Se destaca la gran reacción que tiene el litio ante el agua. Por ejemplo, si se mezcla con el agua, en ciertos casos se va a emitir luz, mientras que en otros va a reaccionar de un modo violento para producir mucha energía. A partir de la anterior reacción se produce hidrógeno o hidróxidos.

En su forma natural el litio es solido y no es magnético. El punto de ebullición es de 453,69 grados Kelvin. Es un elemento tan liviano que puede llegar a flotar en el agua, aunque va a reaccionar de modo inmediato. Cuando se expone a la humedad se puede tornar grisáceo.

Las propiedades físico-químicas del litio son:

  • Número atómico – 3
  • Valencia – 1
  • Estado de oxidación – +1
  • Electronegatividad – 1,0
  • Radio covalente (Å) – 1,34
  • Radio iónico (Å) – 0,60
  • Radio atómico (Å) – 1,55
  • Configuración electrónica – 1s22s1
  • Primer potencial de ionización (eV) – 5,41
  • Masa atómica (g/mol) – 6,941
  • Densidad (g/ml) – 0,53
  • Punto de ebullición (ºC) – 1330
  • Punto de fusión (ºC) – 180,5
  • Descubridor – George Urbain en 1907

Características del litio

Liviano – El litio es el metal más liviano. Esto se explica porque tiene la mitad de la densidad del agua. Tiene muy buenas condiciones como conductor eléctrico y conductor de calor.

Aspecto – Su color es blanco con cierta tonalidad entre plateado y gris.

Reactividad – En comparación es menos reactivo que los otros metales alcalinos, pero sigue siendo un metal muy activo, motivo por el que no es posible que se lo exponga a la atmósfera sin que se vayan presentando oxidaciones.

Carbonato de litio – Este es el producto que tiene el nivel más alto de transacciones comerciales, por tanto, es el compuesto más relevante.

Reservas mundiales – Se estima que en territorio chileno se acumulan cerca del 52% de las reservas mundiales de litio, esto en forma de salmueras.

Usos del litio

Psicofármacos – Las sales de litio se utilizan en la medicina psiquiátrica para estabilizar el ánimo. La explicación se encuentra en su capacidad para la inhibición de los episodios de depresión y de manía que se asocian con la enfermedad bipolar, al igual que otros trastornos anímicos.

Depuradores – Se utiliza para la extracción del aire del dióxido de carbono, lo cual es clave en las naves espaciales y submarinos, pues el hidróxido de litio se emplea como un depurador.

Secantes – El nitrato de litio, cloruro de litio o bromuro de litio son compuestos reconocidos por su capacidad para la absorción de la humedad en la atmósfera, lo cual permite que se seque el aire en compartimientos cerrados.

Aleaciones – Se usa en aleaciones con cadmio, aluminio, cobre y manganeso, esto con el objetivo de fabricar lentes, cerámicas o en la construcción aeronáutica.

Lubricantes – Algunas sales de litio y de ácido esteárico (como el estearato de litio), se usan para fabricar lubricantes que se usan a temperaturas elevadas.

Fabricación de baterías – El potencial electroquímico del litio hacen que sea un elemento ideal para el polo positivo o ánodo en las baterías eléctricas.

Peligros y beneficios del litio para el cuerpo humano

Hay que empezar por mencionar que el litio potencialmente acarrea daños para el cuerpo humano. Un ejemplo de ello se da cuando el litio entra en contacto con la piel, ya que al ser el litio un desecante poderoso, va a extraer la humedad de la piel y provocará quemaduras.

Por otro lado, una ingesta de compuestos con litio que se dé en cantidades controladas, puede llegar a ser beneficioso para ciertas afecciones psiquiátricas, pues actúa sobre los neurotransmisores del cuerpo, motivo por el que el ánimo se estabiliza.

Finalmente, se resalta que la permeabilidad celular se incrementa en el cuerpo porque sustituye el sodio en las membras celulares, por ende, la realización de la bomba de sustrato de sodio potasio ATPasa se impide, razón por la que a gran escala es tóxico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *