Como funciona un termotanque

El agua que sale caliente del grifo puede provenir de la acción de un calefón o termotanque, para comprender lo anterior explicamos cómo funciona un termotanque.

¿Qué es un termotanque?

Un termotanque es un calentador por acumulación, lo que significa que disponen de un reservorio de agua, el cual se va a mantener caliente para el momento en que se la quiera usar. En ese sentido, brinda mayor flexibilidad ante distintos consumos de agua, con la posibilidad de ir modificar la temperatura de uso al mezclar el agua fría con la caliente. Finalmente, el termotanque se puede usar con una presión mínima de agua.

Como funciona un termotanque

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Para qué sirve un termotanque?

El termotanque sirve para que a través de la acumulación se reserve agua caliente, con la clara ventaja que estará disponible a esa temperatura en el momento en que así se requiera. Por su sistema son muy flexibles, permiten la mezcla con el agua fría para regular la temperatura y operan con una presión mínima de agua.

¿Cómo funciona un termotanque?

Todos los termotanques se van a caracterizar por brindarle a sus usuarios agua caliente, para lo cual se va a aplicar un nivel de calentamiento al volumen de agua que es contenido al interior del tanque. Por supuesto la temperatura va a corresponder con lo que sea definido por cada persona.

Un termotanque dispone de un termostato para así detectar si la temperatura del agua ha bajado, y, por lo tanto, activar un medio de calentamiento para alcanzar el nivel seleccionado con anterioridad. Se denomina como Recuperación al incremento en la temperatura de la masa de agua, siendo este un procedimiento que se aplica para lograr un buen rendimiento del equipo.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Como funciona un termotanque

Por otro lado, los termotanques se van a encargar de mantener un nivel de agua que sea estable, para lo cual el agua se mide en litros. En la medida en que se consuma el agua caliente, se va a ir recargando el termotanque con agua fría, por ende, la temperatura total bajará, activando de nuevo el calentamiento. Finalmente, la temperatura también baja por que la pérdida de calor es inevitable, aunque esto se consigue minimizar de acuerdo a la calidad de la aislación térmica que se implemente de acuerdo con el modelo o marca.

El funcionamiento del termotanque puede verse modificado de acuerdo con la fuente de energía que se emplea para el calentamiento del agua que se almacena. En ese sentido hay termotanques eléctricos, termotanques solares o termotanques a gas.

Tipos de termotanque

  • Termotanques eléctricos – Disponen de un sistema de acumulación que se encuentra compuesto por un tanque el cual va a calentar el agua hasta que la temperatura que ha sido definida previamente sea detectada por el termostato.
  • Termotanques solares – Su peso varía de acuerdo con la capacidad del termotanque, bien sea en dimensiones como en litros, a veces super los 500 kilogramos.
    • Termotanques solares presurizados heat pipe – Funciona con la absorción de la energía solar, la cual se transfiere con una varilla heat pipe.
    • Termotanques solares con serpentina – La fuente de calor producida en este sistema se da con una serpentina que está hecha de cobre, la cual atraviesa el interior del tanque. La serpentina nunca entra al interior del colector.
    • Termotanques solares atmosféricos – Es un modelo con un sistema a base de controladores digitales y no de agua presurizada.
  • Termotanques a gas – Es una clase de sistema de calefacción con un tanque de acero galvanizado que asegura una eficiencia alta en energía y que impide la corrosión interna. El agua caliente se consigue con baja presión e incorporan un sistema de seguridad.

Partes de un termotanque

El termotanque está compuesto por un tanque interno conformado por un envuelto de chapa y dos tapas soldadas eléctricamente. En su interior, cuenta con un esmalte porcelanizado que lo protege de la corrosión.

Partes de un termotanque

  1. Tanque de chapa de acero – Sitio en el que se contiene el agua.
  2. Aislante – Está ubicado entre el agua y el tanque. En la actualidad se emplea el de poliuretano expandido y también los de fibra de vidrio. El objetivo es lograr un buen aislamiento para el sistema de calentamiento.
  3. Calderín – Es una zona en la que se produce el calentamiento del agua. Su cuerpo es cilíndrico, tiene dos tubos en la parte interior y dos casquetes en la superior. Uno de ellos se agujerea para instalar el termostato y la resistencia. Respecto a los dos tubos, se utilizan para que el agua fría entre y el agua caliente salga. Finalmente, el calderín se vitrifica para que no exista una acción corrosiva a causa del agua.
  4. Ánodo – Se encarga de prevenir la corrosión del sistema del termotanque. Casi siempre son de magnesio, así que actúan por electrolisis y obstaculizan la corrosión del calderín.
  5. Resistencia cerámica – Tiene cilindros de cerámica refractaria que se ubican en serie. Resisten muy bien a las altas temperaturas. Se usan para transformar la energía eléctrica a térmica y que así el termotanque encienda.
  6. Termostato – Controla la temperatura del agua al interior del termotanque.

Consumo y capacidades de un termotanque

El consumo de un termotanque eléctrico que sea de unos 150 litros si se mantiene encendido de modo constante, tan sólo para la temperatura del agua caliente, y sin hacer uso de ella, rondaría los 8,4 kWh a la semana.

El consumo de un termotanque a gas se puede estimar del siguiente modo de acuerdo con su capacidad en litros:

  • 50 litros – Consume alrededor de 4000 kcal/h y 0,43 m3/h
  • 75 litros – Consume alrededor de 5000 kcal/h y 0,54 m3/h
  • 110 litros – Consume alrededor de 6500 kcal/h y 0,70 m3/h
  • 150 litros – Consume alrededor de 8000 kcal/h y 0,86 m3/h

Ventajas y desventajas de un termotanque respecto a un calefón

En la actualidad el termotanque está reemplazando todos los sistemas de calefón debido a que estos utilizan caños de menor diámetro, funcionan a baja presión y se pueden obtener mucho caudal a partir de los termotanques de alta recuperación.

Ventajas del termotanque

  • El termotanque siempre tiene disponible una cantidad importante de agua. El calefón hay que encenderlo y por ende esperar.
  • El termotanque es bastante seguro.
  • El termotanque aprovecha la llama del piloto para así mantener su temperatura, mientras en el calefón es difícil garantizar este tipo de procesos.
  • En el termotanque aunque se necesita de buena cantidad de energía, según sea el modelo, el calefón requiere de mucha más.
  • El termotanque puede trabajar con una presión de agua mínima, a diferencia del calefón.

Desventaja del termotanque

  • El termotanque está encendido permanentemente para que la temperatura sea constante, el calefón ahorra porque se enciente al necesitarlo.
  • El termotanque pierde calor generador al eliminar sus residuos, en el calefón el uso es directo y se evita lo anterior.
  • Cuando el termotanque es antiguo y no dispone de una correcta aislación se enfriará rápido. En un calefón no se almacena agua y se la usa en el momento.

¿Dónde es mejor instalar un termotanque?

En la actualidad se prefiere la instalación de termotanques antes que los calefones si se trata de un departamento o edificio, pues funcionan a una presión baja y los caños que emplean presentan un diámetro menor, motivo por el que la instalación es más sencilla.

Se sugiere que el termotanque se instale en sitios de difícil acceso, además de exteriores, resaltando que en el caso de un calefón se va a requerir de una regulación constante de la llama, sin olvidar que también se puede apagar por la mera acción de las corrientes de viento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *