Como funciona el rele

En la electrónica un rele o relevador es uno de los dispositivos más populares porque es necesario para crear un circuito eléctrico. Se explica qué es un rele, para qué sirve, cómo funciona y más.

¿Qué es un rele?

Un rele o un relevador es un dispositivo eléctrico con el que se abre o cierra un circuito en función de un electroimán y una bobina.

Cómo funciona un rele

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Para qué sirve un rele?

El objetivo central de un rele consiste en permitir que se cierren o abran circuitos eléctricos, destacando que los mismos pueden ser dependientes o independientes entre sí, lo que puede significar que se generen movimientos o funciones. Para ser más claros, sirven para accionar circuitos de alto consumo.

¿Cómo funciona un rele?

Un rele está compuesto por una bobina de acción. Esta bobina es la encargada de generar el campo magnético que hará que el interruptor se mueva del pin normalmente cerrado al pin normalmente abierto, cuando le aplicamos una corriente a dicha bobina, es decir, cuando comienza a circular corriente por el rele.

El pin normalmente abierto es el que está conectado al circuito, mientras que el normalmente cerrado no está conectado a nada. Es por eso que al circular la corriente por la bobina, se cierra el circuito del pin conectado al normalmente abierto y permite el paso de la corriente hacia el dispositivo eléctrico que queremos alimentar.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Partes de un rele o relevador

Partes de un rele

  • Armadura – Se enciende con el imán electromagnético que está pegado al núcleo.
  • Imán electromagnético – Tiene la bobina, terminales y núcleo. Aquí se va a recibir la señal eléctrica para indicar que el circuito tiene que ser cerrado.
  • Contactos – Uno va a estar normalmente cerrado o NC, mientras que el otro normalmente abierto o NO. Si la armadura se mueve se dará un contacto C con el que se abre NC y cierra NO, por lo cual el circuito deseado va a ser cerrado.

Tipos de rele o relevadores

Rele electromecánico – También se conocen como relevador de tipo armadura. Aunque son los más antiguos siguen siendo los que más se usan. En este caso se incorpora un electroimán con el que se da una basculación de una armadura si se activa, cerrando o abriendo los contactos según sea normalmente abierto o normalmente cerrado.

Rele de núcleo móvil – Están formados por un émbolo y no por una armadura. Tiene una mayor fuerza de atracción y hace uso de un solenoide para que los contactos se cierren. Se utiliza con frecuencia para el control de altas corrientes.

Rele tipo reed o de lengüeta – Tienen una ampolla de vidrio que tienen contactos al interior que se montan en delgadas láminas de metal. Sus contactos se conmutan para activar una bobina.

Rele polarizado o biestable – Tienen una armadura pequeña, la cual es solidaria con un imán permanente. En su extremo inferior van a estar girando dentro de los polos de un electroimán, pero uno de ellos va a llevar una cabeza en contacto.

Rele multitensión – Hacen parte de la última generación de relevadores y destacan por ser un medio de avance tecnológico como parte de un sistema electromagnético del rele. Funciona en cualquier tensión y frecuencia que esté entre 0 a 300 AC/DC-

Rele de corriente alterna – El flujo magnético en este dispositivo se da en un circuito magnético, que a su vez es alterno, por lo cual se produce una fuerza pulsante que tiene una frecuencia doble en los contactos.

Otro tipo de rele – Según sus característica y funciones hay otro tipo de relevadores como:

  • Rele de láminas
  • Rele de acción retardada
  • Rele con retardo a la conexión
  • Rele con resistor previo y capacitor en paralelo con la bobina
  • Rele de dos devanados con corriente en oposición
  • Rele con retardo a la desconexión
  • Rele con capacitor en paralelo

Ventajas de un rele o relevador

Debido a que su tarea es el control de circuitos de alto consumo, pero con una señal eléctrica débil o impulso, un rele supone una gran ventaja por su capacidad para accionar circuitos de consumo alto. Hay que tener en cuenta que se necesita de cierta energía para que se accionen luces, motores, limpiaparabrisas, bocinas de automóviles, levantavidrios y más. En los casos en que la señal sea débil, se accionará el rele para que se cierre el circuito y así empiece a funcionar.

  • Permite controlar un dispositivo a distancia.
  • No es necesario estar cerca o junto al dispositivo para que funcione.
  • Se activa con poca corriente, aunque tiene las condiciones para activar máquinas grandes que consumen cantidades de corriente importantes.

Aplicaciones de un rele o relevador eléctrico

Las áreas de aplicación más importantes se dan en sistemas en los que se necesita de un control de carga o para emplear un interruptor que requiere de un control mecánico o eléctrico. Como parte de sus finalidades, está el diseño de máquinas de estado finito o autómatas.

En la actualidad, las aplicaciones están más relacionadas con el control de las cargas inductivas o resistivas a través de pulsos de control digital. Finalmente, un rele también se utiliza para:

  • Sistemas de comunicación.
  • Equipos de pruebas.
  • Equipos de seguridad o medición.
  • Circuitos de potencia.
  • Inversores o sistemas de potencia fotovoltaicos.

¿Cómo probar un rele?

Cuando se quiere verificar si un rele funciona, hay que comprobar que una vez la corriente para cerrar el circuito se entregue, empiece a circular la corriente. En ese orden de ideas se va a requerir de un probador de continuidad, multímetro o tester, que es un dispositivo con el que se va a encender una luz o se va a emitir un sonido cuando la corriente circula.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *