Como funciona el altavoz

Un altavoz o parlante es un dispositivo con el que se reproduce sonido. Explicamos qué es, para qué sirve, cómo funciona y más.

¿Qué es un altavoz?

Un altavoz es un transductor electroacústico con el que se reproduce sonido. Desde el inicio de 1925 se comercializan y hasta la fecha se lo sigue haciendo, aunque en versiones cada vez más modernas.

Como funciona el altavoz

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Para qué sirve un altavoz?

Es un dispositivo de reproducción de sonido. En la actualidad son muy comunes. Realizan el proceso inverso de un micrófono, pues no captan el sonido, sino que lo reproducen.

¿Cómo funciona un altavoz o parlante?

Para comprender el funcionamiento de un altavoz hay que tener claridad sobre cómo se da la transmisión del sonido. Por ejemplo, al hablar se hace ruido, que al chocar con cualquier objeto va a producir una cierta presión de aire rodeando un poco que genera las ondas rústicas. Sobre esas ondas acústicas hay que mencionar que no son más que compresiones y descompresiones de las partículas con las que el aire se forma. Este proceso se percibe al estimular nuestro sistema auditivo.

Para que el altavoz funcione se necesita de un elemento para generar estas presiones en el aire para que después sean percibidas. Si se piensa en un altavoz magnético hay que tener en cuenta la interacción que se produce en un electroimán que se ubica entre los imanes al hacer que por el electroimán la corriente codificada circule para que se reproduzca el sonido.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:
  • Un electroimán se ubica al interior del altavoz a través de una corriente que está codificada.
  • La corriente va a crear un campo magnético que varía a través del electroimán, que una vez se sitúa entre los imanes va a interactuar con el campo magnético constante que es generado.
  • Desde el punto anterior se va a generar una fuerza con una magnitud variable. Esa magnitud depende de la corriente que va a atravesar el electroimán, por ende, es la señal del sonido que se ha codificado en la corriente que es transmitida.
  • La fuerza mencionada hace que el electroimán se mueva. Lo mismo ocurre con la membrana a la que se encuentra unido.
  • Para terminar, la membrana va a producir compresiones y descompresiones en el aire, para que así se genere el sonido que puede ser percibido por nosotros.

Partes de un altavoz

Partes del altavoz

Barquillo del altavoz – Es una casa plástica o metálica que soporta un imán permanente con una forma cilíndrica que alrededor tiene una bobina solidaria.

Diafragma – Transforma la fuerza del motor en presión útil.

Bobina móvil – Cuenta con espiras esmaltadas de aluminio o cobre, las cuales se montan en un caballo solidario con el diafragma. Con frecuencia se usa para tener una mayor conducción.

Entrehierro – Aquí se concentra el flujo magnético que el imán genera. Tiene que ser muy estrecho.

Imán – Es el núcleo del altavoz. Entre más grande menos es la cantidad de energía eléctrica que se requiere para que se produzca un mismo volumen.

Suspensión – Son dos tipos, una suspensión superior araña o aro centrador para limitar el desplazamiento del diafragma y la suspensión o anillo elástico superior para actuar de modo semejante a la otra suspensión, buscando que sólo se den desplazamientos axiales del cono.

Tipos de altavoces o parlantes

Son varios los criterios de clasificación de los altavoces. De acuerdo con la función del funcionamiento del altavoz:

Altavoz electrodinámico o de bobina móvil

Altavoz electrodinámico o de bobina móvil – Su movimiento solidario de la bobina móvil y su membrana son la base. Ambos elementos están inmersos en un campo magnético que es creado por un imán permanente. Esta señal eléctrica de entrada actuará en la bobina móvil para que se cree un campo magnético que se modifica según el sentido de la señal.

Altavoz electroestático o de condensador

Altavoz electroestático o de condensador – Se basa en un sistema de tes placas paralelas. La central es móvil y se ve inmersa en un campo eléctrico que es generado por las placas restantes.

Altavoz piezoeléctrico – Son dispositivos complementarios de un micrófono piezoeléctrico. Van a vibrar si se aplica una señal eléctrica para que se genere una onda sonora.

Los tipos de altavoz según el medio de radiación son:

Altavoz de radiación directa – Su diafragma de altavoz es un elemento que radia aire directamente.

Altavoz de radiación indirecta – Aquí se intercala un dispositivo entre el aire y el diafragma para que se acople la impedancia de los dos.

Los tipos de altavoz según el margen de frecuencias son:

Altavoces de graves o woofer – Se usan para reproducir los tonos graves. Por tal motivo tienen una frecuencia de resonancia baja que va de entre 20 Hz a 150 Hz.

Altavoces de medios o squawker – Reproducen frecuencias medias del margen audible. La resonancia se sitúa entre 200 Hz y 400 Hz.

Altavoces de agudos o tweeter – Reproducen altas frecuencias respecto al margen audible. Su respuesta es pobre a las frecuencias bajas porque su frecuencia de resonancia es cercana a los 2 kHz.

Características de los altavoces o parlantes

  • Impedancia – Si se está en una fiesta y se quiere que la música suene más fuerte, quizá se piense en conectar 4 altavoces para que se haga más ruido, pero no funcionará y esto es por la impedancia. Para que sí funcione, se deben conectar en serie, es decir un altavoz detrás de otro.
  • Potencia – Un altavoz tiene dos tipos de potencia, las cuales se expresan en Watts. Una es la de pico que es la potencia máxima que puede soportar sin que se dañe, la otra es la nominal o RMS que es la que puede recibir para que el funcionamiento normal sea constante.
  • Respuesta en frecuencias – Es la parte del espectro que sí es audible. También se conoce como rango audible.

Historia del altavoz

En el año 1898 en Inglaterra se establecieron los fundamentos desde la física para que fuese posible construir el altavoz. En un primer momento los altavoces fueron fabricados únicamente como una trompeta de gramófono, las cuales se ubicaban cerca de los sonidos para amplificarlos.

Con el tiempo se desarrolló el altavoz de bobina móvil o magnético que es el más común en los equipos actuales, teniendo un gran antecedente en el teléfono vibrador. Tiempo después, en 1930, Paul Voigt desarrolló un altavoz de ángulo y en 1940 Paul Klipsh creó una caja acústica con varias divisiones al interior.

Actualmente el altavoz depende en su rendimiento, más que nada para las frecuencias bajas, de acuerdo con la caja acústica en la que se monta (carcasa).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *