Aluminio

El aluminio es un metal que se clasifica con el número atómico 13. Explicamos qué es el aluminio, sus propiedades, características, usos y más.

¿Qué es el aluminio?

El aluminio es un metal no ferroso, identificado por el número atómico 13 y cuyo símbolo es el Al. El aluminio destaca por ser el más abundante de los metales alcanzando la considerable marca de constituir el 8% de la corteza terrestre. La alúmina que es la que se extrae de la bauxita y después se mezcla con la criolita, es la fuente de este elemento.

El aluminio en su estado puro es muy blando, pero cuando es aleado del modo adecuado logra obtener una resistencia que incluso se compara con la del acero, uno de los motivos por los que es un elemento que resulta ser bastante útil para la industria en sectores de la construcción, minería, iluminación, decoración e incluso la aeronáutica.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Entre los metales, el aluminio es el único que ofrece dureza con bajo peso, con ventajas como la facilidad de ser pulido, dúctil, maleable y tenaz, alcanzando niveles altos de resistencia ante la corrosión y siendo un excelente conductor eléctrico y térmico, motivo por el que su relación entre costo y beneficio en comparación con otros metales comunes es casi inigualable.

Aluminio

Propiedades del aluminio

  • Conductividad – El aluminio es un elemento que actúa muy bien como conductor eléctrico.
  • Resistencia – Ante el desgaste el aluminio es un metal que funciona muy bien, siendo esta una de las razones por la cual se lo elige con frecuencia en la industria.
  • Económico – Es un metal que en comparación con otros es de bajo coste, además de tener muchos beneficios en cuanto a su utilización se refiere. En términos de costo y beneficio ofrece una excelente relación.
  • Energía – Contiene 15 kWh por kilogramo.

Las propiedades físico-químicas del aluminio son:

Anuncios patrocinados por Google AdSense:
  • Número atómico: 13
  • Valencia: 3
  • Estado de oxidación: +3
  • Electronegatividad: 1,5
  • Radio covalente (Å): 1,18
  • Radio iónico (Å): 0,50
  • Radio atómico (Å): 1,43
  • Configuración electrónica: [Ne]3s23p1
  • Primer potencial de ionización (eV): 6,00
  • Masa atómica (g/mol): 26,9815
  • Densidad (g/ml): 2,70
  • Punto de ebullición (ºC): 2450
  • Punto de fusión (ºC): 660
  • Descubridor: Hans Christian Oersted en 1825

Características del aluminio

El aluminio tiene una apariencia que lo hace semejante a la plata, siendo esta una de las razones por la cual se lo utiliza con cierta frecuencia en la decoración para la creación de elementos o hacer revestimientos decorativos. En la vida cotidiana se puede encontrar el aluminio en innumerables productos, por ejemplo, en los utensilios de cocina, llaveros, un tipo de papel, ganchos, clips, perfiles para la construcción y similares.

Es un material que el ser humano se ha apropiado tanto de él, que se lo puede encontrar en productos tan disímiles que son demasiadas las aleaciones y procesos a los que se somete. Por lo general las aleaciones incluyen cobre, magnesio, silicio y zinc.

El aluminio es un material reciclable, por ende, es viable para las personas recuperarlo sin que sus propiedades se lleguen a perder. Lo que ocurre en estos casos es que se lo funde de nuevo o en su defecto se lo hace con sus desechos, buscando así que se obtenga de nuevo el metal para darle el uso deseado. En comparación, es uno de los materiales que más beneficios brinda cuando se lo recicla porque es muy rentable.

Por otro lado, es un elemento que tiene una gran durabilidad, no es tóxico ni magnético y que además puede reflejar muy bien la luz, lo cual es ideal para la iluminación de interiores. A su vez, es inodoro e impermeable, por tanto, son pocas las precauciones que se tienen para su mantenimiento.

Usos del aluminio

  • Se usa en el sector transporte como un material para la estructura de los automóviles y aviones.
  • En trabajos de embalaje.
  • En estructuras portantes de los edificios.
  • En la carpintería metálica.
  • En bienes de uso doméstico.
  • Transmisión eléctrica.
  • En la calderería.
  • Recipientes criogénicos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *