Como funciona la aspiradora

La aspiradora, aspirador o chupera, es un dispositivo que cuenta con una bomba de aire para así ir aspirando el polvo, al igual que otras partículas pequeñas que son suciedad. Se explica cómo funciona la aspiradora, sus partes, consumo y más.

¿Qué es una aspiradora?

La aspiradora, como su nombre lo indica es una máquina que sirve para aspirar, es decir succionar aire del ambiente. La utilidad es que con el aire que se aspira, se pueden aspirar también otras cosas como ser tierra, suciedad y así limpiar un lugar, un rincón difícil de llegar, entre otros.

Como funciona la aspiradora

¿Para qué sirve la aspiradora?

Por su principio de funcionamiento, la aspiradora es una máquina que se usa para limpiar aspirando la tierra. Lo sorprendente es que el motor con el que funciona no absorbe aire, sino que todo lo contrario, lo expulsa. En conclusión, facilita retirar el polvo y pequeñas partículas de suciedad del ambiente.

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

¿Cómo funciona una aspiradora?

La aspiradora como dispositivo cuenta con un ventilador mecánico que es el encargado de la creación del vacío, una caja extraíble justo al frente del ventilador con el que se recoge el polvo un conducto o tubo para llevar el polvo y el aire succionado a una caja de almacenamiento, al igual que una base o soporte en un extremo que tiene por tarea realizar las labores de limpieza con diversos cepillos.

Para empezar el aire cargado de polvo se recoge con los cepillos y se succiona con la ayuda del motor. Por esa diferencia en la presión, el aire va a viajar por el tubo llevando todo el polvo. El aire pasará por una bolsa porosa en la que se va a retener el polvo y dejar que el aire pueda pasar.

El aire va a ir pasando limpio por el ventilador, que al momento de girar tiene que producir una diferencia de la presión que ocasiona que se mueva el aire. En la salida se expulsa el aire una vez esté limpio hacia el exterior.

Funcionamiento de una aspiradora

Anuncios patrocinados por Google AdSense:

Componentes o partes de una aspiradora

  • Cabezal – Es la entrada del polvo y la suciedad al aparato.
  • Tubo rígido – Es el tubo encargado de sostener el cabezal al mismo tiempo que deja pasar en su interior el aire absorbido.
  • El mango – Es por donde la persona agarra la aspiradora y ademas por donde la electricidad pasa.
  • Tubo flexible – Permite un mayor movimiento y extensión del tubo sin dejar que el aire absorbido salga.
  • La bolsa – Donde se deposita el polvo en el interior de la aspiradora.
  • Motor – Encargado de generar el vacío en la aspiradora para que el aire sea absorbido.
  • Cepillo – Es una escobilla con partes diferenciales, para así ir limpiando el aire que después se expulsa.
  • Filtro de escape – Es un sistema de filtración con varias etapas para ir limpiando el aire que se expulsa y para mantener el polvo o suciedad.

partes de una aspiradora

Tipos de aspiradoras

Aspiradoras hogareñas – Son el tipo de aspiradora que se ha diseñado para un uso doméstico, es decir, su objetivo principal es la limpieza en casas o apartamentos, buscando que la comodidad para el usuario siempre sea la más alta.

Aspiradoras industriales – Es una versión muy potente para limpiar con aspiradora, pero que es más compleja de utilizar. Son muchos los accesorios que se le pueden incorporar para realizar tareas diversas y cada vez más específicas.

Aspiradora con o sin bolsas – Son de las más habituales en las casas. Tienen un cuerpo rígido, ruedas y podrían contar una bolsa de papel desechable, que se puede reutilizar o un depósito para recolectar los desechos. Dispone de cepillos para diversas superficies y un tubo largo para acceder a los rincones.

Aspiradora escoba – Es una versión manejable, ligera y puede ser recargable o para conectar a la corriente. Su forma es vertical y tienen una boquilla fija y un depósito. Destaca porque es muy manejable y cómoda.

Aspiradora robot – Son de las versiones más recientes. Su precio es alto y es un dispositivo pequeño que no termina por ser tan útil en un espacio pequeño o si existen demasiados obstáculos. Su ventaja es que consume poco, van solas si se recarga y son silenciosas.

Vaporeta o aspiradora de vapor – Es una opción polivalente que no es barata, pero sí efectiva. Se emplean más que nada para limpiar azulejos, alfombras, ventanas y cortinas. Tiene muchos accesorios, pero es más compleja de usar que una versión convencional.

Aspiradora de mano – Es un complemento o un sustituto para la aspiradora tradicional. Es una opción perfecta para la limpieza del coche, por ejemplo. En general se recomienda para espacios de difícil acceso o pequeños.

Usos de la aspiradora

La utilización de la aspiradora se puede dar en muchas clases de contextos, así que puede ser de utilidad para tareas cotidianas con aspirar el polvo y también para las limpiezas que son más complejas en lugar, donde se requiere de una potencia más alta para que se atrape la suciedad.

Una aspiradora es un gran complemento para una hidrolavadora, pues se encargan de crear presión con agua para que así se restriegue con mayor fuerza la suciedad que se impregna en una superficie. Después, con la aspiradora la suciedad se va a eliminar y recoger otros residuos.

Consumo de una aspiradora

Una aspiradora genérica va a consumir unos 750 watt, por lo tanto, durante una hora que se mantenga encendida va a alcanzar los 675Wh. Este es un electrodoméstico que para el hogar consume bastante energía. Respecto al consumo de una aspiradora industrial es de 1200 W como estimación, ya que dependerá del modelo y de los accesorios que se usen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *